Clínica dental

¿Duele mucho un aumento de pecho o de senos?

[título_original] – Nueva actualización 2023

Somos un pequeño grupo de apasionados profesionales de la odontología que han estado escribiendo artículos para el público durante más de 10 años. Nuestra misión es proporcionar información precisa y actualizada sobre la salud bucal para que las personas puedan tomar decisiones informadas sobre su atención dental.
Sabemos que una excelente salud bucal es esencial para la salud y el bienestar general, y estamos comprometidos a ayudar a nuestros lectores a lograr y mantener dientes y encías saludables.

Una de las dudas más frecuentes al programar un aumento de pecho con implantes o prótesis de silicona es si será muy doloroso o no. Aunque depende mucho de la paciente, y de diversos factores no controlables, podemos establecer algunos puntos de consenso.

El dolor tras una mamoplastia es soportable


¿Duele mucho un aumento de pecho o mamaoplastia?

Lo primero que tienes que saber es que tras una intervención de estas características, algo de dolor es generalmente inevitable. A pesar de ello, los estudios y encuestas que se han hecho al respecto demuestran que la mayoría de las pacientes que se han sometido a un aumento de senos, afirman que el dolor fue: medio soportable o leve. Sólo un 5% afirmó que el dolor resultó ser muy fuerte o insoportable. 

En nuestra experiencia, desarrollando una buena técnica quirúrgica y con el tratamiento farmacológico adecuado, el dolor en un aumento de pecho no es insoportable y dura solo algunos días. Sin embargo, el tipo de postoperatorio de aumento de pecho que sigamos será decisivo en relación al dolor del proceso.

Por debajo del músculo siempre duele un poco más


La elección de dónde colocar el implante es importante. Hoy en día sabemos que colocarlo por debajo del músculo pectoral (submuscular) duele algo más los primeros días que hacer los implantes de senos por encima del músculo (subglandular).
Sin embargo, el resultado estético es superior, en la mayor parte de los casos, ya que suaviza el polo superior y da cobertura al implante. Incluso hay algunos estudios que apuntan a una mayor durabilidad de los implantes en plano submuscular, o a una mayor tasa de contractura capsular en implantes lisos.
La diferencia de dolor entre uno y otro no es tampoco exagerada y generalmente animamos a nuestras pacientes, especialmente las más delgadas, a aceptar este pequeño incremento de dolor pasajero, en aras de un resultado definitivo superior.

Los drenajes producen mayor dolor


Ya hemos hablado sobre drenajes y aumento de mama en nuestra entrada en el blog correspondiente. Puedes leerla para obtener más información. En nuestra experiencia, al no usar drenajes, la recuperación es más rápida y menos dolorosa. Esto podría explicarse por diferentes motivos: la colocación de los drenajes se hace en el lateral de la mama y se perfora la piel por donde pasan los nervios intercostales, que son los responsables de la sensibilidad de la mayor parte de la mama.
De esta forma, son los nervios intercostales los que influyen en la sensibilidad del pezón, la cual puede verse afectada si no se aplica bien la técnica quirúrgica y se toca, sobre todo, el cuarto nervio, que es el que inerva directamente el pezón.
Por otra parte, los drenajes aspirativos producen un efecto vacío que suele doler bastante y las pacientes experimentan un alivio importante cuando estos se retiran.
Por este motivo, en la Clínica Estética del Dr. Jorge Aso no usamos drenajes en aumento de pecho primario, por lo que creemos que nuestra recuperación es más rápida y menos dolorosa.

Inconvenientes y dolores que se producen por los drenajes en el pecho

Esto se debe a que, además del dolor que causan los drenajes quirúrgicos por el efecto vacío, presentan otros inconvenientes que aumentan el riesgo de sufrir dolor después del aumento de pecho. 

Es cierto que los drenajes ofrecen algunos beneficios, como la adherencia de la prótesis a los tejidos circundantes, la reducción de la probabilidad de movilidad de la prótesis o la identificación y posterior actuación ante líquidos acumulados como sangre, líquido inflamatorio o seroma tras la mamoplastia de aumento

No obstante, su utilización ofrece más inconvenientes que ventajas para la paciente, las cuáles se pueden garantizar igualmente con el uso de ciertas técnicas quirúrgicas y postoperatorias. 

De hecho, estos son los riesgos y el dolor que se evitan cuando no se usan drenajes tras la mamoplastias de aumento: 

  • A pesar de resultar desagradables y dolorosos para el paciente por sí solos, también impresionan lo suficiente visualmente para provocar ansiedad a la paciente. Esto es porque generan una sensación de invasión e incomodidad que puede provocar un aumento de la probabilidad del dolor que vaya a sentir la paciente al momento de su extracción. 
  • El uso de drenajes causa que los pacientes tengan miedo a realizar movimientos con sus brazos que puedan dañar al pecho, por lo que suelen adoptar una postura de cierto encogimiento. Dicha postura provoca más dolor e incapacidad en el proceso postoperatorio, lo cual afecta negativamente en la recuperación tras la operación ya que disminuye el confort de la paciente. 
  • Aumenta la posibilidad de sufrir infecciones, ya que el drenaje es un tubo que comunica la piel con el bolsillo del implante y puede resultar una vía de entrada de gérmenes. De hecho, hay estudios que respaldan que el uso de drenajes incrementa la probabilidad de contaminación del mismo y de la prótesis entre tres y cuatro horas después de la intervención quirúrgica. 

Estas infecciones, a pesar de no ser habituales, pueden significar un problema para la salud de la paciente ya que pueden derivarse en contracturas capsulares o endurecer el tacto de la mama, entre otros efectos. 

  • Riesgo de contractura capsular por una infección causada por un drenaje quirúrgico: una contractura capsular puede resultar muy dolorosa para una paciente que se ha realizado un aumento de pecho. Además, puede afectar a la evolución del implante hasta los 10 o 20 años tras la intervención. 

¿Qué es la contractura capsular y por qué duele?

La contractura capsular que puede provocar dolor tras un aumento de pecho se produce por una inflamación exagerada de la cápsula que rodea la prótesis mamaria. De esta forma, además del dolor, se produce un exceso de engrosamiento que envuelve el implante y que provoca endurecimiento y un cambio morfológico del pecho.

La cápsula que rodea la prótesis mamaria tras una operación de estas características se produce de forma natural debido a la reacción del organismo ante la intrusión de un cuerpo extraño como es un implante. 

De esta forma, el sistema inmune de la paciente intenta aislarlo formando una fina cápsula a su alrededor de un color blanco y brillante que, por sí sola e inicialmente, no influye negativamente en ningún momento al resultado del aumento del pecho ni a la salud de la paciente. 

No obstante, existen ciertos factores intrínsecos y extrínsecos que pueden provocar una sobreestimulación del sistema inmunológico provocando un exceso de engrosamiento de la cápsula. Lo cual puede causar dolor porque se convierte en una cápsula gruesa que incrementa la tensión de la superficie y deforma la prótesis. 

Es el principal riesgo que puedes sufrir tras realizarte un aumento de mamas. Sin embargo, no es una preocupación para llevar a cabo la intervención, ya que la realidad es que depende, sobre todo, de la actuación del cirujano y del rol de la paciente. 

Si esta sigue estrictamente las indicaciones y recomendaciones del especialista tanto en el proceso postoperatorio como después, se reduce enormemente el riesgo de sufrir dolores tras el aumento de pecho que no deriven de la intervención en sí misma. 

En cuanto al cirujano, cobra vital importancia la técnica que emplee según las características y las condiciones de la paciente, teniendo en cuenta su historial médico, sus hábitos actuales, su estado físico, su tipo de piel y todos los factores que puedan llegar a influir. 

En la Clínica Estética del Dr. Jorge Aso estudiamos cada caso personalmente para ofrecer la alternativa menos invasiva para el cuerpo de la paciente, respetando su morfología y la visión de los resultados esperados. 

¿Qué técnicas aumentan la probabilidad de sentir dolor tras una mamoplastia de aumento?

Además, ya que hemos nombrado la importancia de la técnica quirúrgica, cabe destacar que la forma y la zona en la que se coloca el implante mamario puede afectar tanto a la sensibilidad del pezón como el dolor de la aureola y, por ende, de la mama. 

Por ejemplo, según los estudios realizados a pacientes que han sometido a un aumento de pecho, la pérdida de sensibilidad del pezón y el dolor se ha presentado en más ocasiones en un abordaje areolar que en uno submamario. 

Esto es porque la incisión en el abordaje areolar se realiza por el pezón para crear el bolsillo donde se coloca el implante. 

Al llevarse a cabo en esta zona, es necesario cortar algunas terminaciones nerviosas que se ubican en la rama intercostal. Por tanto, resulta más invasivo para la paciente y puede provocar dolor a largo plazo, ya que aumenta el riesgo de que aparezca una contractura capsular, como también una infección. 

Como alternativa, puede realizarse la técnica submamaria que realiza el aumento de pecho por surco, que es la zona baja de la mama. Esta se encuentra más alejada de las ramas nerviosas, por lo que respeta más el cuerpo de la paciente. 

De hecho, se estima que el dolor en el pezón tras este tipo de operación se presenta en aproximadamente un 15% en las pacientes que han sido intervenidas con la técnica de la areola, mientras que las que se han realizado el abordaje submamario es de alrededor del 4%. 

Debido a las ventajas que ofrece el abordaje por surco y una menor probabilidad de sentir dolor tras la mamoplastia de aumento, es la técnica que solemos realizar en la mayoría de los casos. 

Aún así, siempre debemos recordar que depende de las características de la paciente y de su caso en particular, ya que, aunque este procedimiento sea el más adecuado, puede no serlo para una paciente que tenga un surco submamario alto. 

¿Cuánto dura el dolor?


Durante el proceso postoperatorio es totalmente normal que se sienta algún tipo de dolor en la zona operada. Y este puede ser muy variable, pero generalmente el dolor más importante se presenta desde el día 2 después de la operación hasta el día 4 o 5. A partir del cuarto o quinto día de postoperatorio, lo normal es experimentar una mejora sustancial y ver el dolor reducido a solo algunos momentos del día. Es importante no hacer esfuerzos esos primeros días para poder recuperarte lo antes posible.

¿Cómo MINIMIZAR el dolor tras un aumento de pecho?


operación contractura capsularEl Dr. Aso utiliza una técnica de aumento de pecho enfocada a minimizar al máximo el dolor postoperatorio:

      • Técnica quirúrgica minuciosa (evitando hasta el más mínimo sangrado o disección innecesaria)
      • Uso de implantes de tamaño adecuado: Los tamaños exagerados producen dolores mucho mayores.
      • NO USAMOS DRENAJES NI VENDAJES COMPRESIVOS: Los dos factores producen mayor dolor postoperatorio.
      • Uso de anestésicos locales en la cirugía para mejorar el dolor.
      • Una noche de ingreso incluida en el precio: Es muy importante para nosotros que las primeras horas tras la operación estés muy bien atendida. La analgesia que se administra en los hospitales «por vena» es mucho más eficaz que la que puedes tomarte en casa, por lo que no creemos en un alta prematura a las pocas horas de operada. Tu recuperación será mucho mejor pasando la noche en el hospital.
      • Tratamiento farmacológico intensivo tras la operación: Siempre pautamos analgesia con dos tipos de pastillas diferentes, tomándolas alternas para estar siempre cubierta.
      • Prohibidos los masajes postoperatorios: sólo harán que tengas más riesgo de desarrollar contractura capsular, no lo contrario y te producirán más dolor.
      • Revisiones en consulta frecuentes: Nos gusta estar muy pendientes de nuestras pacientes operadas. Verás cómo te citaremos en numerosas ocasiones en nuestra consulta para comprobar que todo va bien y que el dolor está mejorando.

Consejos para reducir el dolor después del aumento de pecho

Como venimos diciendo, es habitual sentir molestias, picores, pinchazos y ciertos dolor tras una operación de aumento de pecho. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no resulta preocupante ya que suelen producirse por causas conocidas y estudiadas y, normalmente, remiten por sí solas hasta desaparecer por completo. 

Ten en cuenta que, por ejemplo, simplemente con el proceso de cicatrización puedes llegar a sentir algo de dolor, ya que la piel se acomoda a una nueva posición y no se acostumbrará hasta que el postoperatorio haya finalizado totalmente. 

Eso sí, hay que estar pendiente de si el dolor sufrido resulta moderado, lo cual es completamente natural, o si es un dolor algo más severo que hay que analizar y tratar adecuadamente. 

En cualquier caso, lo importante es seguir los consejos del especialista y seguir el posoperatorio exhaustivamente. Por ello, es importante que guardes todo el reposo necesario y lo que el cirujano crea adecuado. Además, debes evitar absolutamente coger peso, realizar esfuerzos o actividades deportivas, así como dormir boca abajo o no inclinarte demasiado. 

Por último, es importante que no propicies algunas situaciones en las que puedas recibir ciertos golpes en la zona, como puede ser el hecho de conducir. 

En caso de que sentir preocupación por sufrir dolor tras el aumento de pecho, es primordial que lo consultes todo con nuestro equipo de especialistas para atenderte de la mejor posible y busquemos una solución rápida y efectiva para tu salud.

Lea más publicaciones relacionadas [título_original] en la misma categoría

Somos un pequeño grupo de personas apasionadas que han estado escribiendo artículos dentales durante los últimos años. Creemos que una buena salud oral es la clave para una vida feliz y saludable. Nuestro objetivo es proporcionar información precisa y actualizada sobre todos los aspectos de la odontología para que nuestros lectores puedan tomar decisiones informadas sobre su salud bucal.
Sabemos que elegir un dentista o un tratamiento dental puede ser abrumador, pero esperamos que nuestros artículos ayuden a que el proceso sea un poco más fácil.
Categorías principales

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button