Clínica dental

:¿Cómo limpiar suelo laminado? | brico.com

[título_original] – Nueva actualización 2023

Somos un pequeño grupo de apasionados profesionales de la odontología que han estado escribiendo artículos para el público durante más de 10 años. Nuestra misión es proporcionar información precisa y actualizada sobre la salud bucal para que las personas puedan tomar decisiones informadas sobre su atención dental.
Sabemos que una excelente salud bucal es esencial para la salud y el bienestar general, y estamos comprometidos a ayudar a nuestros lectores a lograr y mantener dientes y encías saludables.

Los suelos laminados son resistentes y fáciles de mantener y limpiar, pero aún hoy en día persiste mucha información errónea sobre como limpiar y cuidar un laminado.

¿Cómo limpiar suelo laminado?

Para el polvo se puede utilizar tanto escoba, mopa como aspiradora para parquet. Nunca se deben usar accesorios abrasivos tales como lanas de acero o estropajos que puedan dañar la capa superior del laminado.

Para limpiar la suciedad en los biseles hay que usar un cepillo o la aspiradora para parquet. Si no es suficiente se puede utilizar un paño húmedo. Nada de introducir objetos puntiagudos, cortantes (como cuchillos), abrasivos o mojados. Los biseles son delicados y la garantía los cubre menos tiempo o no los cubre así que hay que cuidarlos bien.

Aunque la mayoría de los laminados son hidrófugos, a la hora de fregar se recomienda que el mocho o fregona esté bien escurrido. Sólo deben utilizarse detergentes de PH neutro no abrasivos. Nada de productos que contengan ceras, lejía, disolventes fuertes ó abrillantadores que puedan dañar o dejar residuos sobre la capa superficial del laminado.

Para limpiar las manchas difíciles use acetona ligeramente disuelta en agua o alcohol doméstico directamente sobre la mancha y, posteriormente limpiar con agua y secar. ATENCION: esto no debe hacerse sobre uniones o biseles.

La orina contiene ácidos que pueden dañar el laminado así que si tiene mascotas o bebés debe prestar atención a las posibles fugas y limpiarlas lo antes posible.

Si se derrama sobre el laminado agua u otros líquidos debe secarlos lo antes posible. Si el agua se encharca puede penetrar por las uniones y abombar el suelo. Aunque actualmente hay suelos como el Finfloor o el Fausfloor cuyas lamas son de gran densidad y pueden soportar gran cantidad de humedad, es preferible que lo evite.

MANTENIMIENTO

Primero hay que tener en cuenta que un suelo laminado no es madera, por lo que no se debe barnizar, encerar, ni lijar, ni pulir. A un laminado no se le puede dar más brillo del que tiene ni se puede reparar lijando y barnizando.

Para evitar daños en el suelo al arrastrar se recomienda proteger las patas de los muebles o sillas con tapas de fieltro. De igual manera es preferible el uso de sillas de oficina con ruedas blandas tipo W (norma DIN 68131) para no dañar el suelo. Las puede comprar por separado o, si no es posible, colocar una esterilla de policarbonato para que no toquen el suelo.

Procure disponer de un felpudo en cada puerta de acceso al exterior para evitar la suciedad de la calle, sobretodo piedras en el calzado que puedan rallar el suelo.

Lea más publicaciones relacionadas [título_original] en la misma categoría

Somos un pequeño grupo de personas apasionadas que han estado escribiendo artículos dentales durante los últimos años. Creemos que una buena salud oral es la clave para una vida feliz y saludable. Nuestro objetivo es proporcionar información precisa y actualizada sobre todos los aspectos de la odontología para que nuestros lectores puedan tomar decisiones informadas sobre su salud bucal.
Sabemos que elegir un dentista o un tratamiento dental puede ser abrumador, pero esperamos que nuestros artículos ayuden a que el proceso sea un poco más fácil.
Categorías principales

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button